No eres un fraude: cómo puedes vencer el ‘síndrome del impostor’

roughly No eres un fraude: cómo puedes vencer el ‘síndrome del impostor’
will lid the most recent and most present opinion on the world. method slowly fittingly you comprehend effectively and appropriately. will layer your data cleverly and reliably

Entonces, aquí estás en una universidad obteniendo altas calificaciones, deberías sentirte en la cima del mundo y resonar con confianza y determinación. En cambio, sientes que tus logros no son ciertos, que no los mereces. Eres un impostor y esperas que alguien te revele y el ridículo que seguirá. No estás solo. Muchas personas tienen la sensación de que son una especie de ‘fraude’ y que serán ‘descubiertos’. El síndrome del impostor abunda y afecta a las personas desde el comienzo de su carrera y puede aparecer en cualquier momento. Incluso la gran Dra. Maya Angelou dudaba de sí misma: “He escrito 11 libros, pero cada vez que pienso, oh, oh, ahora se van a enterar…”.

¿Qué es el síndrome del impostor? Es cuando un individuo siente que no es lo suficientemente bueno para merecer los elogios que recibe. Dudan de sus propias habilidades y cuestionan su propio éxito. El término proviene del trabajo de las psicólogas Pauline Rose Clance y Suzanne Imes en su trabajo de 1978 quienes lo definieron como “El fenómeno del impostor”. Es el trastorno de ansiedad social que juega con conceptos de perfeccionismo que son imposibles de satisfacer. La duda es algo que todos sienten, pero no te ayudará a ser mejor, solo te perturbará. Hay una necesidad de confianza en uno mismo en todas nuestras vidas. Si creemos en nosotros mismos, podemos hacer mucho más. Sin embargo, la duda crece mucho más fácilmente que la confianza en uno mismo.

Compararte con los demás no te va a ayudar. Cada persona es diferente y se encuentra en diferentes etapas de su desarrollo private y profesional. La comparación no tiene sentido. No sabes lo que siente la otra persona. Todo el mundo tiene dudas sobre sí mismo y aquellos que esperas tener mucha confianza no lo son. Cadburys y Princes Belief están lanzando la campaña ‘Dale una duda’, que se propone acabar con la suposición de que eres el único que duda de sí mismo. Al mostrar a los exitosos que revelan sus dudas, esta es una forma poderosa de comenzar a hablar sobre nuestra ansiedad y ver que no estamos solos al tenerlas.

Cómo lidiar con el síndrome del impostor

  • Acepta tu verdadero yo y tus habilidades y tu debilidad. No se trata de crear una personalidad falsa, se trata de aceptar que tienes conocimientos y habilidades que son valiosos. No cree círculos viciosos de comportamiento. Cuando te sientes preguntando ‘¿Por qué debería estar aquí?Considere el trabajo que ha realizado para llegar a donde está. Las habilidades que ha desarrollado y el tiempo que ha tomado para lograr sus objetivos. Los primeros años en la universidad a menudo pasan de ser los más brillantes de su clase en la escuela o la universidad a estar en una habitación con todos los demás más brillantes. Eso de repente te hace sentir menos especial y empiezan las dudas. Pero sigues siendo uno de los más brillantes y puedes y seguirás creciendo y desarrollándote.
  • El perfeccionismo es solo un palo con el que golpearte a ti mismo. No se puede lograr. Tienes que esforzarte y trabajar duro, pero no puedes ser perfecto y tienes que aceptarlo o te impulsarás a lograr lo imposible. En su lugar, abraza la autoaceptación. Conoce quién eres, tus valores y tus habilidades. Desarrolla esas habilidades. Escuche los comentarios y acéptelos: todos los comentarios positivos y las áreas en las que puede desarrollarse. Véalo en esos términos y no en elogios del bien y del mal. Vea sus habilidades como en constante desarrollo y crecimiento. Siempre estamos en desarrollo y siempre podemos crecer.
  • Mantenga un registro de lo que está logrando y de su desarrollo private. La autorreflexión es clave. Pero trata de no revolcarte en tus fracasos. Acepte que sucedió y piense por qué sucedió y qué puede hacer para que sea un éxito. No escuche solo la voz crítica en su mente: deje que las voces positivas suenen sobre su logro y permita que le demuestren que es bueno en lo que hace. Te estás permitiendo desarrollarte y crecer.
  • A menudo se nos enseña a ser modestos ya no ‘presumir’. Sin embargo, debemos aceptar nuestros éxitos y comprender el trabajo que realizamos para lograrlos. Conocer su propio valor es importante. Esto no es fanfarronear, es aceptar que sabes lo que aportas a una tarea y tus propias capacidades. Tienes que aprender a tratarte a ti mismo como lo harías con un amigo. A menudo, seremos bastante duros con nosotros mismos y esto no ayudará en nada, solo desmotivará aún más. Aprende a aceptarte a ti mismo y mientras trabajas en cómo puedes desarrollarte, acepta que necesitas animarte a ti mismo a lograr más.
  • Necesitas deshacerte de la noción de que solo tuviste “suerte”. No fue la suerte lo que te llevó a donde estás ahora, fue el trabajo duro y la habilidad. La gente cube que tuvo suerte: ¡la suerte es algo increíble que a menudo solo aparece cuando las cosas van bien y el trabajo ya se ha hecho! El golfista Gary Participant dijo una vez “Cuanto más duro trabaje, más suerte tendrás” y eso es cierto Si crees que la suerte te da tus éxitos y entonces simplemente estás creando más fracasos. La autoconciencia, la disciplina y la consistencia siempre van a cosechar recompensas.
  • No abordar el síndrome del impostor no es una opción si quieres lidiar con la vida. Esto es algo que no se puede ignorar. Tienes que hacer frente a tus inseguridades para poder seguir desarrollándote private y profesionalmente. Recuerda que eres un trabajo en proceso y este trabajo necesita atención constante. Puedes alimentar tus inseguridades o tu desarrollo y solo uno te traerá consuelo. No seas tu mayor crítico.

Si todavía siente que está luchando, puede llevar un diario de cómo se siente y preguntarse si está siendo más duro consigo mismo de lo que sería un amigo. Si siente que el síndrome del impostor lo está tragando, comuníquese con el equipo de Bienestar o con su médico de cabecera. No sufras en silencio. Y escucha a los que te dicen que eres bueno en lo que haces. También puedes consultar la nueva campaña de Cadburys ‘Dale una duda’

Recuerde que incluso John Steinbeck experimentó el síndrome del impostor, “No soy un escritor. Me he estado engañando a mí mismo y a otras personas”. ¡Buena suerte!

Etiquetas: bienestar Marque el enlace permanente.


I hope the article nearly No eres un fraude: cómo puedes vencer el ‘síndrome del impostor’
provides notion to you and is beneficial for tally to your data

No eres un fraude: cómo puedes vencer el ‘síndrome del impostor’
profession improvement,Psychological well being,effectively being

Leave a Reply